Skip to main content

No seas ciego y sé amigo de todos


Tengo un hermano que lleva un pendiente y hay gente de buena fe que están irritado al verle porque no les parece bueno que un religioso varón lleva un pendiente como los hippies de la calle. Pero este hermano mio es lo mas apañado de todo y el más querido por todo. La gente sencilla, los de la calle y del barrio se acuerda de él por su buena corazón y no como "los educados" que han quedado con el tema del pendiente.

Yo estaba en Cádiz el otro día para la primera misa del otro hermano mio que también parece raro para otros pero es como lo que contaba arriba, le pasaba igual. Bueno, no voy a hablar sobre él. Prefiero contar otras cosas que sentí aquel día y que tiene relación con el evangelio del domingo de hoy.

Pues había dos tipos de jóvenes que estaban allí. Por un lado estaban los voluntarios del JMJ que estaban vigilando la cruz del JMJ que estaba en Cádiz en aquel día. Ellos estaban presente por todo lado con sus mochilas del JMJ y con la tarjeta de identificación colgado por sus cuellos. Estaban muy apasionado por lo que estaban viviendo. Me acordé de los años cuando yo era como ellos, uno de los activos jóvenes de mi diócesis y cada vez que haya actividades como ésta, yo iba también como ellos. Recuerdo perfectamente que por la culpa de ellos, me enamoré de Cristo.

Por otro lado, en la plaza de españa, habían otro grupo de jóvenes que estaban congregado, disfrazados de diferente tipo. Algunos estaban ligando, chicos besándose, soltando palabrotas, etc. Había también tres niñas en mini-faldas que se sentaron al centro del monumento moviendose las patas y provocando a la gente mientras algunos turistas, incluso yo, sacando fotos al monumento. Estaban haciendo tonterías. ¡Qué sí! Yo también saqué una foto porque yo quería tener un recuerdo del monumento. Me da igual de lo que estas pensando. Bueno, lo que me llamó la atención con este grupo de jóvenes no era por la manera que se disfrazaron ni por las patas o por lo que ellos estaban haciendo porque tengo también amigos que son como ellos y me encanta estar con mis amigos que son como ellos. Lo que me llamó la atención era de una pregunta que escuché: ¿ellos también del JMJ? ¡No puede ser!

¿Acaso qué solo los que son "bien vestido" pueden acercar a la iglesia o a Dios y los "punks" no? ¿Acaso que solo los personas moralmente integra pueden ser jóvenes de la iglesia y los que son inmorales fuera?   ¿Acaso qué solo los que están "bien peinado" pueden acercarse a Jesús y los que llevan pelos que casi te pincha porque están en "spikes" no? Esto me lleva ahora de la pregunta ¿si sólo los que no tienen agujero de pendiente pueden ser misionero o religioso? O de otra manera, ¿sólo los qué no llevan pendiente pueden representar a Jesús? Me lleva también a la pregunta si solo los que son finos, formal, bien peinado, discreto en hablar, los que no dicen coño, los que son profesional o muy educado, etc. etc. pueden llevar o acercar a otro persona a Dios?

¿Quiere usted llevar la gente a Dios? Mírales como Dios mira a nosotros. Nos mira por nuestro corazón y no por nuestra apariencia. Si quiere llevar la gente a Dios establezca una amistad a pesar de todo lo que es. Sé amigo de cualquier tipo de persona. No dejes detrás los antiguos amigos solo porque ya usted es miembro de un grupo de catequesis o de un movimiento. No les dejes solo porque ellos hablan cosas mundanos, tonterías, etc. y su movimiento hablan de cosas espirituales.

¿Usted es una persona de buena fe? ¿Cristiano? ¿Buena persona? ¿Le molesta los comportamientos malos de la gente, de los chistes verdes, de los pensamientos no-cristianos, de como viste la gente, del pendiente de un religioso varón, etc.? Desde luego, la prueba del crecimiento espiritual es estarse molestado por estos cosas. Pues entonces lo más que te moleste, lo más espiritual eres. ¡Joder! ¡Que guay! Por el contrario Jesús comía con los publicanos, estaba con las prostitutas, con los que son visto mal en la sociedad y no le molestaba de lo que ellos hacían, hablaban, y por su ser amigo de ellos, les convirtieron en personas de verdad. La prueba que usted ha crecido espiritualmente es cuando no le molesta lo que su prójimo hace en su vida, cuando usted aprenda a aceptar de lo que son, de como son, y de como quieren ser ellos en sus vidas.... cuando usted aprenda de ver la persona como persona, ver su corazón y no su apariencia...... como Jesús.

La gente no le va a recordar por las frases que sueltas, ni por la manera que oras, ni por las actividades que organizas, por la teología que sabes contar, ni por memorizar todo lo que contiene el libro del catequesis. La gente le recordará si les ha amado como Jesús. La que marca a una persona como verdadero discípulo de Cristo es la amistad que uno construye con su prójimo. TÚ AMISTAD ES TÚ MEJOR FORMA DE TRAER A ALGUIEN MÁS CERCA A DIOS. POR TU AMISTAD, LA MANERA QUE LES VES, EXPERIMENTARÁN EL AMOR DE DIOS.

No seas ciego y sé amigo de todos.

(Perdona por las palabrotas. Si te ha molestado, pues qué te digo yo, te he picado y es tiempo para revisar tu espiritualidad.... jejejeje)

Os dejo con estos vídeos:

Comments

  1. Estás cada vez más professional provocator!!
    Muy bien joder (xD)

    ReplyDelete
  2. Me ha gustado mucho y me he reído también con algunas cosas que has dicho, gracias por hablar de temas así! un abrazo

    ReplyDelete

Post a Comment

Popular Posts Last Year

See You!

Close your eyes. What do you see? Nothing, right? Only darkness. Will you be happy if all you can see is black and empty? Well, some prefer to close their eyes to avoid seeing the reality, but I tell you, they won’t be happy, they won’t be forever happy.



Today, fourth Sunday of Lent, the two other symbols of Baptism that brings us also two important things in life are presented to us: LIGHT AND HAPPINESS. These symbols are the OIL AND THE CANDLE.The oil symbolizes that we are chosen, we are anointed, we are sent. And the candle represents Christ, the true light, our guiding light.

When God chooses someone to lead his people, he, don't usually chooses the seemingly perfect in the eyes of men. Why choose David, who is just a handsome youth, ruddy and young? Why not choose the lofty stature of the elder brother who is Eliab? Sometimes, most of the times, God chooses people who are not worthy in the eyes of men. Those whom we have never thought of. Sometimes, God chooses those who a…

Scelti, unti, portatore della Luce

Oggi, quarta domenica di Quaresima, ci sono presentati DUE SIMBOLI del Battesimo che ci ricordano due cose importanti nella nostra vita: LA LUCE E LA FELICITÀ. Questi simboli sono L'OLIO E LA CANDELA.L'olio significa che siamo scelti, siamo unti, siamo inviati. E la candela rappresenta Cristo, la vera luce, il nostro faro. 


Quando Dio sceglie qualcuno per condurre il suo popolo, di solito non sceglie qualcuno apparentemente perfetto agli occhi degli uomini. Perché sceglie Davide, che è solo un bel giovane, rubicondo e un ragazzo? Perché non ha scelto il fratello maggiore Eliab, con la statura alta e che aveva l'età giusta, come i vecchi dicono? A volte, Dio sceglie le persone che non sono degne agli occhi degli uomini. Quelli ai quali non abbiamo mai pensato. A volte, Dio sceglie chi non va bene per noi, secondo i nostri standard. Ma, purtroppo, Dio non vede come vede l'uomo. Noi spesso guardiamo l'apparenza, ma il Signore guarda al cuore. LE APPARENZE POSSONO ACCE…

Felice

Cosa ti rende felice? Ci sono molte ricette su come essere felici sulla terra, molti consigli sul mantenimento di una vita felice. Questa domenica, ci viene data la ricetta su come essere veramente felici. Ci viene data la formula per essere felice non solo per un certo momento, ma in ogni momento della vita cristiana.

In sintesi, la chiave principale per essere felice è l'umiltà e la mitezza. Le nostre tre letture ci dicono che nella umiltà, un cristiano troverà la felicità in questa valle di lacrime e nella vita dopo. Ma la parola umiltà è ancora molto generica per capire. In che modo possiamo essere umili per essere felici?

Cerchiamo di guardare ai mezzi specifici su come essere umile e quindi essere felice nella vita come cristiani. Cerchiamo di controllare la formula che ci è stata data da Cristo. Il primo è quello di essere "poveri in spirito". Non si tratta di non avere nulla, ma piuttosto è non tenere nulla per sé. Se maledici te stesso e gli altri, non sei pove…