Wednesday, March 16, 2011

Y una mierda pa' ti

Cuando estaba en filosofía, tenía una asignatura que se llamaba "Humanities" (Humanidades o Artes), una asignatura que no solamente trata sobre las artes de toda la humanidad sino en la que también se pinta, se baila, se esculpe, se actúa etc, el profesor nos dijo una frase que nunca jamas olvidaré: "la caca", o mejor dicho "la mierda" es una obra de arte. Bueno, me lo creí porque de verdad había una exposición de arte y una de las obras de arte que expuesta fue "una caca" bien colocada en espiral sobre un pedestal en el centro de la sala, sí, "una caca", algo asqueroso pero ordinario y cotidiano que se convirtió en algo de mucho valor. Luego está Piero Manzoni y el más polémico de sus trabajos fue “Mierda del Artista” consistía en latas llena de su propio excremento. También he visto muchas obras de arte que son de forma de mierda. Ademas yo ya había visto muchas tiendas de recuerdos o souvenirs en los que puedes encontrar una réplica de plástico de "una caca". Yo solía comprar cuando era muy pillo y tenía muchas tonterías. Por eso acepto y estoy muy de acuerdo que es una obra de arte. Me da igual lo que estés pensando. ¿Por qué no?

Luego, en la clase de religión y en otras ocasiones nos decían que Dios está en toda las cosas, en toda la creación. Bueno, eso también se dice en el catecismo: que le podemos encontrar en la naturaleza, en todas partes... Lo que quiero decir ahora es que muchas personas, empezando por religiosos y santos, dicen que Dios está en todo... si esto es verdad, pues entonces también está en "la caca" o en "la mierda". Sí, te ríes o te da asco. La primera vez que lo oí no lo creía pero me parece que tienen razón y tiene su punto.

Estos días los encargados de la liturgia de nuestra comunidad han ido poniendo frases relacionadas con las tentaciones de los hombres. Y hoy han puesto la frase "olvidar lo ordinario buscando lo extraordinario." Por eso me acordé de las cosas que os he puesto arriba. Una de nuestras tentaciones es buscar a Dios en lo extraordinario porque pensamos en Dios como alguien fuera de nuestro ser, aparte de nosotros, como algo raro, inexplicable, tenemos un concepto de Dios como alguien que está muy por encima de nosotros.Y olvidamos ver y sentir su presencia en lo ordinario de la vida porque lo ordinario no es algo fascinante, lo ordinario nos pasa desapercibido e intentamos evitar lo ordinario de la vida como evitamos una mierda de perro en la calle.

Busca vivir en abundancia y busca a Dios en lo cotidiano de la vida, y no te quedes esperando a que algo extraordinario pase a cada momento.

No comments:

Post a Comment