Friday, February 4, 2011

Ser consumista o agricultor

(READ THIS IN ENGLISH)
A casi todos nosotros nos gusta comer la comida que ya está preparada que preparar la. Ya que empecé este mes con el tema de la comida en la ultimo entrada de este blog, sigo entonces con ella. Os prometo que va a ser la ultima... de momento, hasta que nadie ponga una reclamación.

Vamos a la anatomía de la fruta. ¿Cuáles son las partes de una manzana? Básicamente en el exterior el epicarpio o la piel, en la intermedia el mesocarpio, que es la capa frecuentemente carnosa, jugosa y es lo que te comes. Y luego ya es el endocarpio que recubre directamente la semilla. La semilla la encontramos en el centro o en el medio de casi todos las frutas. Bueno a veces las manzanas vienen con vástago y a veces con hojas si fueron recogidos directamente del árbol.

Las tres últimas partes que hemos dicho las tiramos porque no son nada para nosotros y tampoco es comestible salvo que hayas perdido la cabeza. Y nos quedamos con la carne y a veces la piel. Pero ¿sabes qué? Dios nos da semillas y no las frutas. Cada vez que Dios nos da frutas, lo que él nos está dando es la semilla con la fruta. Ahora bien, no quiero decir que te comas la semilla de la manzana junto con la carne de la fruta.

Lo que queremos en nuestra vida es tenerla ya toda hecha, que todo esté preparado. Nos gusta lo acabado e ignora el proceso para que haya una buena vida. Queremos la vida, brillante, con éxito, una vida perfecta. Lo siento, Dios no nos da siempre una fruta. Él nos da siempre la semilla para que la puedas plantar y poder tener fruta cuando quieras.

¿A qué esperas? Si estás parado en la vida, pues deja de esperar. ¡Siembra y tendrás la cosecha!

No comments:

Post a Comment