Wednesday, June 1, 2011

Palabra, Obra, Oración de Jesús

Ya que la fecha del examen final está cerca, me dedicaría en esté mes de junio a exponer cada día una sintesis de cada tesis o tema que hay que exponer y responder en el grado.

"El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca: convertios y creed en la Buena Nueva (Mc 1,14). El ministerio de Jesús se fundamenta en palabras (anuncio del Reino), obras (praxis de liberación) y oración (Abbá)."

Me atrevería a decir que la salvación, liberación, filiación - son los signos y a la vez la experiencia del Reino de Dios (RdD). Son los que nos espera en el Reino de Dios. Son los que deberiamos tener y experimentar. Es la Buena Nueva de Jesús. Sus palabras y su anuncio del Reino nos salva, sus obras nos libera, y sus oraciónes nos hace filius del Padre. Los tres: palabra, obra y oración configura la totalidad de su existencia. Es la sintesis perfecta de su ministerio.

Estas tres, palabras, obras y oración, están situadas y descodificadas desde los marcos conceptuales que funcionan en la mentalidad de sus contemporaneos - es decir en el contexto político-social, religioso, existencial y apostólico de su tiempo. En su anuncio del RdD, él lo conecta con los anhelos de sus contemporaneos pero lo eleva hasta donde el hombre jamás hubiera imaginado, hasta el punto de que su mensaje produjo escándalo.

El hablaba del RdD a traves de las parábolas que en realidad hablaba de sí misma. Estas parábolas forman parte esencial de su mensaje. Él nunca definió que es el Reino de Dios y nunca encontraríamos la definición de qué es el Reino de Dios. Él solo lo narraba, el lo evoca por una historia, por narración.  El misterio nunca se puede encerar en una definición pero se puede narrar usando lo cotidiano, lo que es parte de la vida del ser humano en su contexto. (Tal como definimos el amor. ¿Qué es el amor? No tenemos una definición, más bien tenemos una naración de como se encuentra un aspecto del amor.) El reino acontece lo pequeño, de un modo misterioso, silencioso, escondido. Está ya actuante pero necesita germinar, propagarse. La presencia de Dios se realiza en lo cotidiano, en lo banal. El RdD no hace referencia a un lugar o a un estado, sino a un acontecimiento dinámico que ha hecho su irrupción en la historia nuestro e indica la certeza de que Dios ha comenzando a reinar y a extender su reinado o señoro en este mundo.

Las parábolas provocan al oyente. Como veiamos y leiamos las parabolas, veiamos que Jesús no impone de lo que hay que hacer el hombre enfrente de la situación sino mas bien pone a sus oyentes ante una situación decisiva. Una decisión de ser salvados o quedarse en las tinieblas, etc, etc. Él se pone como la mediación.

El contenido de sus palabras son las siguentes: 1) el RdD es un don y no es conquistable desde el esfuerzo humano; 2) el evangelio no es principalmente renuncia, sino mas bien una acogida de un amor más grande: 3) el Dios de Jesús es un Dios asimetrico, salvador porque el acercamiento de su reino implica al acontecer del sumo bien: 4) el RdD es una oferta universal de salvación pero se realiza historicamente desde la partialidad que supone la elección de un pueblo, en este caso el pueblo de Israel, y supone la opción por los pobres, por los marginados, etc etc... la bienaventuranza por que es lo que había en su contexto en aquellos momentos.

LA PRAXIS: La liberación integral del hombre. Las palabras sin obras no tienen credibilidad. Las palabras y obras se encuentran en Jesús íntimamente relacionadas y que ambos sirven a desvelar el rostro de su Dios. Jesús no solamente hablaba del reino sino hacia obras. Y la sagrada escritura nos hablaba mucho de sus milagros. Lo que pasa es que para entendernos mejor que estos milagros o la praxis de Jesús es algo que nos libera, tenemos que dejar nuestro concepto moderno de la palabra "milagro". El concepto moderno del milagro es que es algo raro y que es algo contra de los leyes naturales y inexplicable por ciencia. El problema del concepto moderno de milagro es que también son explicables por ciencia, y deberíamos saber todo los leyes naturales para decir un evento es milagro. El concepto moderno del milagro tiene consecuencia teologal y es fuera del contexto bíblico del milagro. En el contexto bíblico  no existe separación entre tierra y mundo superior. Dios o los dioses intervienen constantemente en el mundo por medio de su fuerza divina. Esto significa que se realiza todo un proceso de desmitologización o secularización de la realidad. El Dios es Dios de la historia que irrumpe en el tiempo y se despoja con un pueblo concreto para dar su gracia. Entonces, los milagros presenta a Jesús como una acontecimiento de gracia para los hombres.

Hay tres tipos de milagros: 1) curación y expulsión de demonios que son tipificaciones de la PERDIDA DE LIBERTAD y DIGNIDAD HUMANA que en Cristo Salvador son "RESTABLECIDOS" 2) luego las resurrecciones de muertos y 3) la tercera son los prodigios sobre la naturaleza. Jesús libera el hombre de su perdida, restaura la persona. Jesús en sus milagros curaba el centro más intimo de la persona. Curar el centro más intimo de la persona es la condición de posibilidad para la sanación del cuerpo. Jesús restaura a las personas hacia su posibilidad suprema que es SER LIBRES para SER HIJOS DE DIOS y PRÓJIMOS de su hermanos.

Por otro lado, los milagros sirven como una verdad de fe que quiere ser transmitida a una comunidad Cristiana de destino. Recordamos que los curaciones son signos y cumplimiento del antiguo testamento, de la idea del "Mesías" en el AT y de la identidad ahora de Jesús. Si él curaba y hacía lo que decía el AT, él es el mesías. Pero estos milagros necesita una descubrimiento de fe, supone el acto de fe. Sin fe no hay milagro. Fe-Milagro, Milagro-Fe.

Y por ultima de este sección, los milagros son signos elocuentes de la presencia del Reino de Dios en medio de los hombres. Reino y milagros son inseparables. Los milagros son pedazos de eternidad que entran en el tiempo, es como una anticipación del Reino que ya está pero todavía no. Esta en Cristo acontece como una realidad.

La ortopraxis y praxis son fundamentales para encuadrar el ministerio histórico de Jesús pero, veíamos que la ORACIÓN  nos revela el base de su mensaje y de su acción. Es el centro de la vida de Jesús. Lo hacía para prepararle en los momentos decisivos de su vida. Y lo particular de él es que él refiere a Dios como padre, y se llamaba a Dios "ABBA." Esto implica una relación directa y cercana. Al llamar a Dios como padre, como Abba no solo desvela su relación filial de confianza que establece con Dios, sino también el nos presenta a sí misma como el portador supremo de la revelación del Padre y su interprete autorizado. También al llamar padre a Dios, siendo Jesús como verdadero hombre, de carne y hueso, nos posibilita la relación FILIAL con Dios. Nos hace hijos de Dios. Llamar a Dios "Padre" equivale a considerar al "PRÓJIMO" como "HERMANO". Filiación y Fraternidad son dos constitutivos internos de la realidad del Reino de Dios.

El Reino de Dios anunciado, realizado y orado es la síntesis perfecta del ministerio de Jesús. Y esto es lo que deberíamos intentar a imitar y vivir siendo seguidores y configurados en Cristo, como Cristianos de verdad. Pero si en nuestra vivencia de nuestro ser Cristianos nos falta uno de los tres o uno de ellos es más destacada que el otro, nos llegaríamos al "Ortopedic Hospital". Más palabras menos obras y oración nos reduce a hipocresia. Más obras menos palabras y oración nos lleva al pelagianismo, con el esfuerzo personal. Y más ortomistica, o todo solo oración sin obras y palabras, esto nos lleva a la vida narcisista. En toda caso, la oración, tal como hacía Jesús, DEBERÍA SER EL VECTOR DETERMINANTE PARA QUE HAYA PREDICACIÓN Y LIBERACIÓN. La experiencia de sentirse amado de manera absoluta es lo que posibilita al predicación y obrar. Ortomistica, Ortopraxis y Praxis: fundamentos del ministerio de Jesús,   el Reino de Dios entre nosotros.

No comments:

Post a Comment