Saturday, June 4, 2011

¿Hombre o Dios? ¿Una sola o Dos?

Yo estoy en el Padre y el Padre está en mi (Jn 14, 11). En Jesús concurren dos naturalezas (physis) en una única persona (hypóstasis/prósopon).

Al descubrir la filiación divina de Jesús desde la Cristología de Parousia, Kerygma Primitivo, la comunidad cristiana y los Santos Padres empezaron a preguntar y pensar y llegaron en una Cristología que está caracterizado por dos problemáticas 1) el problema de la conciliación de la divinidad de Jesús con el monoteismo bíblico y 2) compaginar simultáneamente divinidad y humanidad: Dios-hombre, inmanencia-transcendencia, gracia-naturaleza, salud-liberación.

Y con este problemática nació la tipificación 1) la DERECHA que empeño afirmar a Dios de manera exclusivo y negando al hombre (IDEALISMO) que tiene una tentación al FANATICISMO o LA FUGA y 2) la IZQUIERDA que empeño afirmar al hombre de manera exclusiva y negando a Dios (REALISMO demasiado craso y corto de vista que tiene la tentación de AUTOSUFICIENCIA. A veces estos dos se entremezclan y confunden. Todo esto están reflejadas en las primeras HEREJÍAS CRISTOLÓGICAS.

 En la DERECHA está el DOCETISMO que afirma la divinidad de Jesús y niega la realidad de su sufrimiento hasta acabar negando la realidad de su carne. Es una expresión ingenua de la transcendencia de Cristo con influjo del DUALISMO PLATÓNICO.

Entre derecha y izquierda están los que quieren salvaguardar la divinidad de Yahvé, los que defienden el MONOTEISMO BÍBLICO: EBIONISMO. Uno de ellos es esa idea de que en el Bautismo de Jesús, Cristo descendió sobre el hombre Jesús. Esto se llama ADOPCIONISMO. Es Hijo de Dios por adopción.

De la IZQUIERDA está el GNOSIS que afirma absolutamente un mundo de hombre y a Cristo solo en tanto en cuanto era en él; convertirse en CONOCIMIENTO y SABIDURÍA; reducía la fe a verdades absolutas; sustituir la COSA de este mundo por simple IDEA. Con esto llegamos a VALENTÍN que mete a Cristo en sus complicada cosmogonías filosófica y mete en Cristo su actitud dualista. El recoge la exegisis judaizante del Bautismo y dice que en el Bautismo descendió Cristo sobre el hombre Jesús, al que abandonó en el momento de la cruz. También dice que no fue la realidad superior que sufrió durante la crucifixión sino solo un hombre inferior. Jesús NO ES DIOS. Y otra persona que habrá que mencionar es MARCIÓN que reacciona al gnosis pero niega la verdad del cuerpo de Jesús. Dice que el cuerpo de Jesús no era de esta materia y de esta realidad, puesto que la Salud consiste en la ruptura radical contra la realidad presente. Jesús TIENE EL CUERPO APARENTE.

A estos se enfrente a IGNACIO DE ANTIOQUIA que argumenta soteriológicamente que si Jesús solo sufrió en apariencia, la salvación es pura apariencia. El afirma la humanidad y divinidad en Jesús. IRENEO por otro lado afirma la unidad en Cristo de la humanidad y de la divinidad, y concibe la encarnación como un proceso que no se culmina hasta la resurrección. La teología de los Padres no se arguye por afán de rectitudes metafísicas o filosóficas, sino para salvaguardar la experiencia que ha tenido la primera Iglesia, de haber salvados en Jesús. Ireneo insiste en la continuidad de Jesús con el AT que no mengua nada la radical novedad de Jesús.

Problemática de las escuelas teológicas. La escuela de Antioquía, escuela ORIENTE, una cristología ASCEDENTE, subraya la humanidad que gana Dios. Su punto de partida es la realidad humana de Jesús. Su esquema cristológico es LOGIS-ANTHROPOS: el Logos desde la eternidad se une a un ser humano completo. Subraya la dualidad en Jesucristo: humana y divina, pero no afirma debidamente la unidad y resalta lo humano en detrimento de lo divino. Ejemplos de ellas herejías en este escuela: LUCIANO DE SAMOUSATA que afirma que Jesús fue un  gran hombre adaptado en el bautismo por una fuerza, del Espíritu Santo. En la resurrección Jesús pasó de ser hijo por adopción a ser Hijo de ontológico.

Luego encontramos el MODALISMO o monarquianismo modalista que niega que en Dios haya tres personas, en Dios encontramos tres modos de aparecer hacia fuera. Y desde este surgió el SUBORDINACIONISMO que afirma que en Dios hay tres personas pero el Logos es subordinado al Padre.

Todo estos jaleos se resuelva en el SÍNODO DE ANTIOQUÍA que depuso a Pablo de Samosata y afirmó que en Cristo existe el cuerpo y el Logos (alma). TERTULIANO afirma la existencia de dos substantiae unidas pero no mezcladas en la persona del Dios-hombre Jesucristo.

Para entender sobre el tema del Logos, habrá que decir sobre JUSTINO que hablaba sobre el LOGOS y el LOGOS SEMINAL. El sitúa a Cristo respecto del mundo. CRISTO ENCARNA UNA DIMENSIÓN AUTENTICA MUNDANA PORQUE EL LOGOS ES LA ENTRAÑA MÁS HONDA DE LAS COSAS. PERO POR OTRO LADO, CRISTO ES LOGOS DEL PADRE Y POR TANTO NO PERTENECE AL MUNDO.

CRISTOLOGÍA DEL LOGOS.
1) Cristo es el Sentido del que todo el genero humano participa. Y el genero humano participa del Cristo porque en cada uno se halla parte del sentido germinal divino
2) Cristo es el sentido total, hecho cuerpo y razón y alma (es decir: hombre) y aparecido por nosotros. El mundo posee una parcialidad de sentido, pero no una totalidad de sentido.
3) El mundo posee una semilla de sentido implantada. Los escritores pudieron ver la realidad oscuramente, gracias a la semilla de sentido implantada en ellos.
4) El caracter germinal se da conforme a la capacidad
5) El germen de sentido lo tiene el mundo no por sí mismo sino como una gracia que procede de Aquel mismo que da el germen. Pues Cristo, como sentido, es fuerza del Padre Indecible, no un objeto de la razón.

Otro escuela como la escuela de Antioquia es la ESCUELA DE ALEJANDRÍA, escuela OCCIDENTE, cristología DESCENDENTE y su punto de partida es la DIVINIDAD DE JESÚS. Su esquema cristológico es LOGOS-SARX: el Logos eterno se une a un cuerpo, y sustituye el alma por Logos. Subraya también la unidad personal de Jesucristo: una persona divina, pero exalta lo divino en detrimento de lo humano. Ejemplos de ellos es Origenes, Cirilio.

Llegamos ahora en los grandes concilios. La historia cristológica se divide en cuatro grandes etapas. 1) Afirmación de la divinidad, consustancial a Dios: Nicea, 325. 2) Afirmación de la humanidad de Jesús: Constantinopla I, 381. 3) Unidad de naturaleza: Efeso, 431 y una subsistencia en dos naturalezas: Calcedonia 451. 4) Interpretación de Calcedonia: Constantinopla II, 553 y III, 681.

ARRIO - NIEGA LA DIVINIDAD porque dice que en el NT aparecen datos sobre la finitud, el Hijo, que es un demiurgo, un dios secundario, no engendrado del Padre porque hay un solo Dios trascendente. Recordamos que el ARRIANISMO se caracteriza por platonismo estricto que, afirmando el monoarkhé, no admite dualidad o gradación en Dios, no admite cambio. Si tuviese la misma eternidad y la misma substancia del Padre significa que Dios está dividido. De aquí se deriva 1) Cristo no es Dios, es una criatura 2) el Hijo tiene un principio 3) no tiene conocimiento directo del Padre, porque es trascendente e inefable 4) está sometido al cambio y puede pecar. Pero ademas de negar la divinidad, él también niega la humanidad porque dice que en Jesús no hay alma, no es hombre como nosotros, cuando se encarna el Logos ocupa el alma.

La respuesta: CONCILIO DE NICEA (325) que afirma que Jesús es consustancial a Dios (HOMOOUSIOS TOU PATRI) y rechaza semejante al Padre (HOMOIOUSIOS). Afirma que Jesús es verdadero Dios, de la misma naturaleza que el Padre. También se dice: NACIDO, UNIGÉNITO, ENGENDRADO. "Dios de Dios, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza (homoousios). SAN ATANASIO usa un criterio soteriológico: si la salvación es Dios, sólo Dios puede salvar. Por ello, si Cristo nos ha salvado según la NT, Cristo es Dios. De ahí la confesión de fe en Jesucristo como Hijo de Dios, generado y no creado por el Padre, de la misma sustancia de Padre. Homoousios y no homoiousios.

Pero Dice APOLINAR DE LAODICEA, si Jesús es perfecto Dios como dice Nicea, dos cosas perfectamente acabadas no pueden constituir una única realidad (ARISTÓTELES), por tanto la humanidad de Cristo no puede ser perfecta en sentido de plena humanidad. La antropología de aquel momento es cuerpo, alma sensitiva, alma espirtual (nous). En Cristo el NOUS equivale al LOGOS.

El CONCILIO DE CONSTANTINOPLA I ( 381) condena a Apolinar, no defendió ninguna formula cristológica nueva y se limitó a confirmar Nicea. Se suprimió "engendrado de la esencia del Padre". Y habla de Jesucristo como HOMOOUSIOS EMIM (cosubstancial a nosotros). Si le confesamos del hombre entero, confesamos que al hombre entero, cuerpo y alma. SAN GREGORIO NAZIANCENO dice "lo que no ha sido asumido, no ha sido redimido."

NESTORIO llegó y planteó el problema de la unidad divino-humano en Jesucristo. Jesús es perfectamente Dios y perfectamente hombre, pero su unidad es en apariencia, es una unidad de tipo moral, Dios se apropia de la personalidad de Jesús.  La carne y humanidad de Jesús no pertenecen intrínseca y ontológicamente a Dios. Dios y el hombre quedan afirmados pero separados y NO HAY UNION HIPOSTATICA. Nestorio negará el título de María de THEOTOKOS porque María no puede ser madre del Logos eterno, una criatura de naturaleza finita no puede engendrar a una infinita.

El CONCILIO DE EFESO (431) afirma que la unidad de Dios y hombre en Jesús no se da de forma aparente, sino en la realidad misma del ser de Jesús, es una UNIÓN ÓNTICA. "Sin division ni separación" "el que padeció y resucitó son uno y el mismo." CIRILIO DE ALEJANDRÍA evidencia cómo, en virtud de la unión hipostática/unión en la subsistencia (aquello que permite a Dios hacer suyo aquello que no es Dios / COMMUNICATIO IDIOMATUM = INTERCAMBIO DE PROPIEDADES), pueden y deben atribuirse a la única persona de Jesucristo las propiedades de las dos naturalezas. El mismo concilio afirma que María es la THEOTOKOS.

Para EUTIQUES, la persona de Cristo se concibe como mezcla en la que lo divino ABSORBE lo humano, de manera que Cristo no es CONSUBSTANCIAL a nosotros (MONOFISISMO). El CONCILIO DE CALCEDONIA en 451 lo corrige: Si Jesús es perfecto Dios (Nicea), y es perfecto hombre (1 Constantinopla),y supuesto que entre divinidad y humanidad se da en Jesús una plena unidad (Efeso), la dualidad y la unidad (tensión de la paradoja como esencia del cristianismo) del uno y el mismo se predica la doble naturaleza y se caracteriza cada una. La primera parte recuerda y subraya los concilios anteriores. La segunda parte introduce el lenguaje filosófico que tiende a demonstrar cómo en Cristo coexisten unidad y distinción. Conceptos: UNA HYPOSTASIS (persona) y DOS PHYSIS (naturaleza). Adverbios: "SIN MEZCLA NI CAMBIO" contra EUTIQUES; "SIN DIVISION, NI SEPARACIÓN" contra NESTORIO. la paradoja consiste en que la absoluta unidad se apoya en la irreductivilidad entre Dios y hombre.

Existía problemas terminológicas porque el termino griego HYPOSTASIS es persona pero traducido en latín como substancia. Era usados por griegos y latinos con significados opuestos. Los griegos se refería a las tres hypostasis en Dios, mientras lo latinos hablaban de una substancia. Los latinos acusaron a los griegos de triteísmo, mientras que los griegos acusaron a los latinos de modalismo. La ambigüegad linguistica y los malentendidos se superaron en el Concilio de Constantinopla II con los siguientes

No comments:

Post a Comment